La Web la hace mi Primo

Para empezar la Estrategia Digital, muchos de mis clientes deben empezar por desarrollar primero la Web, re-diseñar su diseño o mejorar ciertos aspectos para optimizarlas. A la hora de abordar proyectos de diseño, desarrollo e implementación de una web, es muy fácil cometer errores si no se tiene mucha experiencia en el tema. Estos errores debemos tenerlos muy en cuenta para tratar de corregirlos y sacarle a la página el máximo partido posible, ademas de poder tomar las decisiones correctas si vas a trabajar con una Agencia, Diseñador Web o en el peor de los casos: ¡Con tu Primo!

Los principales errores al crear LA WEB:

1. No tener claro cuál es el objetivo de la Web

. A menudo, cuando queremos crear una web, lo que hacemos es solamente fijarnos en la web de la competencia. Lo correcto sería analizar para qué queremos la web y cuál es el objetivo del negocio, y en función de eso, plasmar las diferentes secciones y funcionalidades que debe tener el sitio. Siempre sugerimos al cliente elaborar un briefing, y dimensionar su visión de su negocio a un mínimo de 5 años.

2. La web es una copia del catálogo de nuestro negocio

. Otro gran error es intentar trasladar de forma exacta, toda nuestra oferta de productos y servicios del catálogo físico a nuestro sitio web. Y es un gran error porque estamos considerando que las personas que se leen ese catálogo físico, son las mismas que van a buscar nuestros productos vía web, cuando es muy posible que sean dos públicos distintos. A la hora de navegar por Internet, la gente tiene una forma de buscar la información muy diferente a como lo haría a través de un periódico, una revista, un libro o un catálogo físico.

Por tanto, debemos investigar como busca la gente nuestros productos a través de Internet y crear la arquitectura de nuestro sitio web en función de esa búsqueda.

3. La web es cosa del informático o del Programador

. Muchas veces solemos pensar que la única persona que tiene responsabilidad a la hora de crear una web, es el informático o el programador encargado de esto. ¡Un gran error!. La mejor persona para realizar la consultoría inicial de la Web es el dueño del negocio, o el emprendedor, quien conoce mejor el negocio y sabe cuáles son los objetivos a los que quieres llegar.

4. La inversión en el negocio web es igual a la inversión en hacer la página web

. Uno de los errores más comunes ocurre cuando a la hora de calcular el coste de montar un negocio en Internet, asumimos que el 100% de ese coste es lo que vale hacer la página web. Y lo cierto es que hacer la página web es el primer paso, porque obviamente, sin ésta no hay negocio. Pero el coste de este primer paso es pequeño si lo comparamos con lo que viene después: Ejecutar el plan de marketing.

Una web, si no tiene visitas no tiene clientes. Y los clientes hay que salir a buscarlos, porque no van a venir solo por el hecho de tener una web. Para lograr esa captación de clientes utilizamos herramientas como el Posicionamiento en buscadores, campañas de pago por click o Impresión, Redes Sociales, E-mail Marketing… en definitiva, herramientas en las que hay que invertir dinero y tiempo en hacer que funcionen correctamente. El coste de una web hay que valorarlo por ¿cuántos clientes puedo conseguir con esa web?

5. La web la hace mi primo

. Muchas veces para ahorrarnos dinero en la fase inicial, lo que hacemos es subcontratar la web a un pariente, un amigo o alguien de confianza que nos pueda hacer la página a un precio muy barato o incluso gratis. Y cuando alguien nos hace la web gratis, nos la hará de la manera más sencilla y sin ponerle ese cariño o ese plus que queremos en nuestro servicio. Ademas de todos los aspectos técnicos: Navegabilidad, Usabilidad, entre otros, que por lo general, no se conocen y desde luego no se incluyen en un diseño gratis.

Es importante, definir los objetivos de tu pagina web, que papel juega en tu plan de Marketing y que quieres lograr con ella, con esto claro, puedes valorar el punto económico, la inversión en función de dichos objetivos de manera razonable y justa, siempre recomendaremos pagar por un buen servicio, ya que esa inversión adicional terminará dando buenos frutos a largo plazo.

6. Fijarse solamente en el diseño

. A veces nos dejamos guiar por el hecho de que una web sea bonita, y asumimos que al serlo, ya es una web funcional, operativa y lista para captar muchos clientes. Pero no siempre es así. El diseño es muy importante, pero a su vez, la web debe contar con otros indicadores a tener en cuenta, como ser una web manejable y estar bien posicionada en contenidos.

Esperamos que tengan en cuenta todos y cada uno de estos errores más comunes que hemos compartido hoy, y puedan desarrollar sus proyectos con éxito. Si deseas conocer mas, puedes consultarnos cuando quieras.

Otros artículos relacionados:
Estrategia Digital.
Web Responsive.