¿Quieres vender más por Internet?

El Comercio Electrónicode hoy día ya representa en Europa un 8% del volumen de comercio total. Dependiendo del escenario, esta cuota podría llegar a alcanzar el 40% en los países desarrollados y hasta un 30% en los mercados emergentes actuales.

Con estos datos de crecimiento, alguna vez ha pasado por nuestra cabeza vender por Internet algún bien o servicio, algunos han hecho intentos autodidactas y otros nos hemos informado o preparado para hacerlo. Tener una tienda online y un gran producto o servicio NO es suficiente para vender más.

Hoy en nuestro post, queremos darte 6 recomendaciones, que te ayudarán para empezar a planteártelo.

1. Encuentra tu Valor Diferencial, haz tu propuesta única de negocio!

Para empezar, debes tener clara la razón por la que existe tu empresa, que hace que tu empresa realmente se diferencie de la competencia. Revisa y estudia a tus competidores y analiza qué hace a tu producto o servicio distinto a los que ya están ofreciendo. No siempre es aconsejable que tu único diferencial sea el precio a menos que tu margen de intermediación sea muy alto. Y tener un gran producto y contenido, ya no es un factor diferenciador, es lo mínimo que debes tener, si quieres mantenerte en el mercado, debes convertirte en el mejor en una cosa diferente!

Si hay cientos de opciones ahí fuera, debes preguntarte: ¿Por qué deben comprarte a ti y no a tu competencia?, Si no sabes responder a esta pregunta tus posibles clientes se irán a otro lado seguro!.

2. Generar Confianza.

Uno de los puntos neurálgicos del crecimiento de las ventas por Internet se centra en este aspecto: La generación de confianza. Este es un típico caso de construcción conjunta tipo “hormiguero”, ya que en la medida en que cada actor del sector del comercio electrónico (e-commerce) es responsable de aportar a la confianza general y a la buena percepción de todos los consumidores, podremos construir entre todos un mercado de saludable crecimiento.

Desde un diseño simple y llamativo, donde proporciones toda la información relacionada con tu razón social, tus datos contacto, productos, características y precios. Exhibir certificados si los tienes, de pertenencia a grupos o asociaciones que tengan reconocimiento (ej: Cámara de Comercio Electrónico) y certificados de seguridad electrónica, también son muy útiles.

La regla de oro para construir confianza es: Cumple lo que Prometes. Esto se aplica a todo, desde el producto o servicio, pasando por condiciones y costos de envío, tiempos de entrega y garantía del bien. Todo esto, siempre manteniendo una buena comunicación con tu cliente.

3. Atiende a tus Clientes

En sintonía con lo antes mencionado de construcción de confianza. Los clientes esperan que se les atienda un vez han mostrado su interés en un bien o servicio. Por tanto debemos tener unas políticas internas claras, en cuanto a tiempos de respuestas y cotizaciones. Este punto es muy sencillo, si una persona se toma el tiempo de llenar un formulario y solicitar una cotización, es justo que usted se tome el tiempo de contestarle, ya que han pasado muchas cosas para llevar a esa persona a ese punto, y no atenderlo a tiempo puede dar al traste con todo ese esfuerzo.

Proporcionar ayuda a través de un asistente virtual, tener un chat, ofrecer información de contacto, fácil de encontrar o disponer de un buen buscador, hace que el cliente se sienta que la web entiende sus necesidades y mejora notablemente su experiencia de uso.

4. No pretendas hacerte el “Listo”

Hay una vía directa al fracaso y es tratar de engañar a los clientes atrayéndolos con ofertas o precios irresistibles y luego sumarle una serie de cargos “ocultos” que al momento de realizar el pago no corresponden al precio por el cual el cliente se sintió atraído a nuestra tienda. Siempre piensa en qué te gustaría encontrar si tu fueras tú el cliente.

Las decisiones de compra se basan solamente en la experiencia de compra online, y la confianza se construye a través de la experiencia.

5. “Cacaréa” cada huevo que pongas.

Por ese motivo tendrás que invertir tiempo y presupuesto en hacer visible tu tienda online. Usa todas las herramientas disponibles para divulgar eso que tienes y que te hace diferente, una estrategia correcta de SEO, SEM, Email Marketing, Linkbaiting, etc. son herramientas muy útiles siempre que el contenido que ofrezcas sea acorde a las búsquedas en lo que concierne a tu negocio. Otra herramienta de divulgación muy valida es el Social Media, con estas herramientas, podrás informar a toda la comunidad sobre tus productos y/o servicios, como ya sabrás desde BREKO.co te asesoramos en todas estas técnicas y ponemos en marcha tu proyecto online.

6. Fideliza a tus Clientes.

Lo más importante que debes hacer después de conseguir un cliente es mantenerlo y fidelizarlo. Solo conociéndolo a fondo puedes saber qué ofrecerle para hacer que siga volviendo y se haga un cliente habitual aumentando su rentabilidad. En esta caso “un cliente satisfecho vuelve” así no recomiende.

la experiencia de navegabilidad y uso por nuestra web, debe ser como una autopista sin peajes, ni trancones, para nuestros potenciales clientes. Todo les debe parecer claro, fácil y cómodo, en su experiencia de información y de compra. En resumidas cuentas, la atención al cliente es la parte fundamental para el éxito de fidelización de cliente en un ecommerce.

Esperamos que les haya gustado nuestro post, podríamos extendernos más y en cada uno de los puntos, pero lo dejamos aquí y les seguiremos dando mas claves en nuestros próximos post.